Entrada del blog por Unicen Virtual

Tomás Cordonnier, de 29 años. Graduado de la Facultad de Ciencias Económicas en la Licenciatura en Administración con Orientación en Marketing. Nacido y criado en Chascomús. Muy inquieto, trabajador y buen tipo... Así se define Tomás, ex alumno de nuestra institución quién nos cuenta cuáles fueron sus experiencias de vida hasta llegar a vivir en Holanda, lugar donde se encuentra desde hace ya 4 años.

-¿Qué experiencias Internacionales viviste?

-Viví desde los 13 hasta los 18 años en Colombia por el trabajo de mis padres. Lugar donde transité el secundario. Esa experiencia fue increíblemente superadora, ya que me ayudó a desarrollar una fuerte sensibilidad cultural así como a formar un carácter emocionalmente fuerte.

Años después, en el 4to año de la Facultad participé en una práctica profesional de 5 meses en Serbia a través de la agrupación AIESEC. Para poder vivir esta experiencia decidí no cursar durante un cuatrimestre en la UNICEN, pero gracias a esto logré mejorar mi inglés y tuve una primera experiencia profesional a nivel internacional. 

-¿Cómo surgió la idea de irte al exterior? y ¿Cómo surgió la posibilidad de trabajar afuera? 

-Conocí a una chica Holandesa que vino de intercambio a la Facultad, nos enamoramos y cuando terminé la carrera me fui a vivir a Holanda. 

Ya estando instalado en Holanda apliqué a algunos trabajos que me interesaban. Había bastante demanda de Graduados con perfil comercial y que hablaran inglés y español. 

Me sorprendí que con poca experiencia profesional (pero ya graduado y con conocimientos de idioma) pudiera elegir entre trabajos muy interesantes. 

Ahora trabajo como desarrollador de negocios para España, Portugal y Latinoamerica en una empresa que fabrica y vende maquinaria de paletizado. 

-¿Tenías algún conocimientos previo a irte en cuanto al idioma o la experiencia laboral?

-Tenía conocimientos del Inglés, portugués en un nivel intermedio y lo básico de Holandés. Estando allá pude mejorar mucho el Holandés, aunque todavía me cuesta mucho. 

Los idiomas juegan un papel fundamental en el mercado internacional laboral. Un sólido inglés, español y un tercer idioma son requisitos básicos en la mayoría de los trabajos en la rama comercial internacional en Holanda. 

Por otro lado, como comenté, al momento de irme no tenía mucha experiencia laboral. 

-¿Cómo fue la adaptación en el nuevo país?

-Holanda está muy preparado para la integración de extranjeros porque hay muchísimos y es un país muy organizado.  A mi no me costó mucho adaptarme y pude hacer buenos amigos. Mis experiencias previas en el extranjero definitivamente me ayudaron mucho para adaptarme rápidamente. El idioma y el invierno largo de Holanda tal vez es lo que más me cuesta.

-¿Alguna recomendación?

-Mi recomendación para los estudiantes es que estudien idiomas y que se animen a tener contacto con una cultura diferente. Un semestre en el exterior, una práctica profesional, un trabajo voluntario o cualquier inmersión en otra cultura seguramente será una experiencia inolvidable y disruptiva en su vida que los hará crecer profesional y personalmente.